“Tus impuestos, sus putas”, el nuevo y brutal slogan de Hacienda para la campaña de la Renta 2017

Montoro apuesta por la pasión y la sinceridad en el nuevo mensaje de este año

Un mensaje más directo, más visceral y “más caliente” intentará concienciar a los españoles de la necesidad de no hacer trampas en su declaración de la Renta y contribuir así a que las arcas del Estado puedan ser luego saqueadas holgadamente por los numerosos delincuentes del Partido Popular. “Cuanto menos se recaude, menos quedará para los ciudadanos decentes”, ha advertido el ministro de Hacienda para referirse a esa costumbre tan española de intentar burlar a la Administración para pagar los menos impuestos posibles.

La campaña consta de una batería de slogans que, bajo una misma construcción sintáctica, concretarán los diferentes usos que el Estado proporciona a nuestros impuestos. “Tus impuestos, sus mansiones”, “Tus impuestos, sus centollos”, “Tus impuestos, sus Armanis” o “Tus impuestos, sus cojones”, son algunos de los slogans que veremos próximamente en los medios de comunicación.

No se trata de potenciar la corrupción, según aclaran desde el Ministerio de Hacienda, sino de recaudar el dinero suficiente para que después del habitual saqueo puedan atenderse correctamente las necesidades de la sociedad, como la Educación, la Sanidad o las carreteras.

Montoro ha cuestionado, además, la teoría de que “cuantos más impuestos paguemos, más seremos saqueados”, debido, según los ciudadanos, al insaciable afán por robar que impera en el Partido Popular. “Llega un momento en que ya no te da tiempo a robar más, en serio”, ha asegurado el ministro. “No puedes estar veinticuatro horas seguidas comiendo marisco, follando y comprándote áticos sin que te dé un jamacuco”, ha añadido el titular del Ministerio de Hacienda.

 
publicidad

Otras noticias relacionadas

publicidad
publicidad

COMENTARIOS (3)

  1. Máximo Calvo Rubio-Bengoechea y Jiménez de Odón

    Y, ¿por qué han de atenderse correctamente las necesidades de la sociedad, como la Educación, la Sanidad o las carreteras? ¿Cuándo vamos a expulsar de nuestro entorno a tantos liberalistas sociales? ¿Para cuando un ‘White Power’ activo, en nuestra piel de toro (incluidos aledaños insulares y/o plazas de soberanía)?

    Libelos panfletarios tal este sitio sólo sirven para dar a entender a las masas amorfas que tienen algún derecho por el mero hecho de ser pobres, menesterosos y/o enfermos. Y no hay más derecho que el obstinado amor a la Patria, la perpetuación de la especie proletaria y agrícola-ganadera, la sacrosanta libertad para escoger entre el Real Madriz y el Barcelona (malditos sepa-ratas) en sus conversaciones (o gruñidos) en las escasas horas de ocio. La educación ha de reducirse (de nuevo) a saber quitarse la gorra y darle vueltas circulares entrambas manos cuando el señorito se dirige a un o una Untermensch (infrahumano), y a respetar activa y pacientemente las homilías que el sacerdote de cada Casa tenga a bien exhalar, para virtud de las almas que comprenden y confort de los cuerpos que laboran.

    Y, en general, a respetarnos a los señores, que para eso estamos, y a servirnos con una sonrisa franca.

    La culpa de todo lo que pasa la tuvo el Generalísimo. Sus acrisoladas virtudes y su corazón de oro le llevaron a creer que la masa estaría mejor con barraca de propiedad y Biscuter. Y de aquellos barros vinieron estos lodos. Y sus herederos en los puestos de mando no supieron reconducir la peligrosa situación en que hoy vivimos. Ni puedes distraer unos pocos milloncejos para áticos, ni el centollo es ya manjar exquisito, ni las putas tienen tal precio que nos hicieran añorar a nuestras inefables ‘queridas’ de los gloriosos ’40s del pasado siglo. En fin. Que no hicimos (y ganamos…) una guerra para esto.

    ¡Arriba Yo!

    Responder

  2. El diablo sobre ruedas

    Arriba, sí, todo lo arriba que quiera el señorito, pero concretamente, ¿a qué altura y de qué calle estamos hablando? Mire usted que repetir en Claudio Coello la misma hazaña puede considerarse favoritismo.

    Responder

    • Máximo Calvo Rubio-Bengoechea y Jiménez de Odón

      No soy un “señorito”, sino un Caballero con tantas menciones, condecoraciones y distinciones que me falta pecho para ponerme todas ellas. Y lo tengo grande y fuerte (el pecho), y experimentado en la defensa de los valores patrios ante la chusma iraní-venezolana.

      Lo de Claudio Coello ha sido de muy mal gusto por su parte (de usted) mencionarlo. Ahí las oscuras fuerzas aliadas de la masonería, el judaísmo y los terroristas nos arrebataron a un gran hombre, llamado a atar corto los desmanes borbónicos que el Caudillo preveía, dada su profunda cultura y conocimiento de la historia patria. Y con él (afortunadamente confesado y comulgado) ofrendaron su vida en el altar del sacrificio: su abnegado chófer y uno de sus escoltas.

      Aprenda de esto, The devil on wheels.

      Responder

COMENTA CON TU CUENTA FACEBOOK

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

publicidad

El libro de Rokambol ya está a la venta

Una selección de 77 Noticias clasificadas en 5 categorías espeluznantes y 65 Anuncios por Palabras. Puedes comprarlo aquí por 11,95 € (envío gratuito)



Contribuir con Rokambol

Si consideras que el trabajo que estamos haciendo satisface tus expectativas puedes gratificarlo con la cantidad que consideres apropiada, cada vez que lo creas oportuno, mediante el botón que aparece al pie de esta nota.
Pero preferimos que sigas leyéndonos sin pagar nada a que dejes de hacerlo por no poder contribuir económicamente. Y ambas cosas a que José María Aznar se ponga una capa de color chillón y regrese para salvar a España.
Gracias.

publicidad

Rokatienda

Comprar

MALHUMOR GRÁFICO · VINAGRE

ANUNCIOS POR PALABRAS

MÁS NOTICIAS

RKB EN FACEBOOK

ARCHIVO ROKAMBOL

Aviso Legal | Este sitio está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento No Comercial 2.5