Breaking

Otro espontáneo logra trabajar dieciocho minutos en una fábrica de Tarragona.

“Se cuelan por los lavabos”, asegura la Policía.

Con este son ya más de un centenar los casos de personas desempleadas que irrumpen ilegalmente en un centro de trabajo.
Los espontáneos, o “zombies” como les llama la Policía, suelen entrar por las ventanas de ventilación de los lavabos, se camuflan entre los verdaderos empleados y se ponen a trabajar como si fuesen uno más de la plantilla. En la mayoría de los casos se trata de parados que conocen bien su oficio y que nunca provocan ningún tipo de problemas a la empresa, todo lo contrario. Sin embargo, causan desazón entre los verdaderos trabajadores porque son poco proclives a la conversación y mantienen siempre una actitud huidiza. La Policía asegura que los desalojos se producen siempre de forma pacífica, y sólo en contadas ocasiones el espontáneo se revuelve con violencia, generalmente cuando le pillan disponiéndose a almorzar. Los psicólogos recomiendan comprensión con este tipo de comportamientos, al mismo tiempo que reclaman una mayor liberalización en las terapias con electroshock y en la aplicación de lobotomías. El espontáneo, aseguran estos especialistas, es pacífico, pero todo tiene un límite. Comisiones Obreras y UGT han mostrado su apoyo incondicional a los “zombies”, y han pedido al Gobierno que se habiliten inmediatamente fábricas abandonadas para que estas personas puedan aliviar allí su situación sin causar molestias al verdadero tejido industrial del país. La patronal cree que la propuesta de los sindicatos significaría desperdiciar un enorme potencial de trabajo, y sugiere que los zombies puedan tener acceso libre a los centros de trabajo reales, eso sí, a cambio de pagar una pequeña cantidad de dinero como compensación por los posibles inconvenientes que estos desgraciados pudieran causar. El Gobierno todavía no ha tomado una decisión oficial pero todo parece indicar que la propuesta de la patronal se acercaría más a sus planes. Los sindicatos, indignados ante esta nueva burla, saldrán a la calle el sábado próximo para poner “cara de furiosos” durante treinta minutos. Cándido Méndez dice que hará un par de posturas chulescas delante de la policía. O blasfemará entre dientes. Una de las dos cosas.

 

 
publicidad

Otras noticias relacionadas

publicidad
publicidad

COMENTA CON TU CUENTA FACEBOOK

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

publicidad

El libro de Rokambol ya está a la venta

Una selección de 77 Noticias clasificadas en 5 categorías espeluznantes y 65 Anuncios por Palabras. Puedes comprarlo aquí por 11,95 € (envío gratuito)



Contribuir con Rokambol

Si consideras que el trabajo que estamos haciendo satisface tus expectativas puedes gratificarlo con la cantidad que consideres apropiada, cada vez que lo creas oportuno, mediante el botón que aparece al pie de esta nota.
Pero preferimos que sigas leyéndonos sin pagar nada a que dejes de hacerlo por no poder contribuir económicamente. Y ambas cosas a que José María Aznar se ponga una capa de color chillón y regrese para salvar a España.
Gracias.

publicidad

Rokatienda

Comprar

MALHUMOR GRÁFICO · VINAGRE

ANUNCIOS POR PALABRAS

MÁS NOTICIAS

RKB EN FACEBOOK

ARCHIVO ROKAMBOL

Aviso Legal | Este sitio está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento No Comercial 2.5