Breaking

Más de 95.000 niños celíacos, eufóricos por tener que repetir la Primera Comunión

Las hostias sin gluten no llevan el cuerpo de Cristo, según el Vaticano

El entusiasmo de casi cien mil niños de toda España ante la posibilidad de volver a recibir una Play Station, montar otra vez en pony y viajar de nuevo a Disneylandia contrasta con la enorme indignación de sus padres por la invalidez retroactiva de las hostias sin gluten decretada por el Vaticano y el nuevo desembolso económico que supone volver a procurar a los hijos su primer sacramento de la Eucaristía. “No es muy agradable ver como tu chaval deja de repente de estar en gracia de Dios y que ya no tienes 15.000 euros en el banco para arreglarlo”, se lamentan la mayoría de los padres con hijos celíacos y que, en su día, llegaron a creer que en las hostias sin gluten también se encontraba el cuerpo de Cristo. “Yo sí que notaba a mi hija un poco endemoniada, incluso después de tomar la comunión, pero nunca sospeché que fuera por la hostia de los cojones”, ha declarado una de las madres afectadas por la decisión de Roma.

Al parecer, el gluten es una glicoproteína que estaba muy presente en el organismo de Jesucristo, concretamente en el páncreas, en el píloro y en los testículos, y por lo tanto es un elemento inseparable a la hora de transustanciar el cuerpo del hijo de Dios a una hostia de trigo y administrársela a un niño de ocho años. Se cree que el gluten le proporcionaba a Cristo un poder sobrenatural para efectuar hazañas sin par, tales como convertir agua en vino sin que los bodegueros le rompieran las piernas o multiplicar panes por peces para despejar ecuaciones de segundo grado.

 
publicidad

Otras noticias relacionadas

publicidad
publicidad

COMENTARIOS (7)

  1. Interesante disertación, pletórica de las verdades transubstanciales a que nos tiene acostumbrados el perpetrador de estas noticias. Añadiré algo a modo de descojonamiento adicional: un saludado mío, furibundo comecuras y partidario de quemar cualquier clase de leño coloreado consagrado (y/o condecorado), ha acompañado a su hija pequeña a ese rito. Ya no es sólo que la haya disfrazado de novia y haya hecho una celebración digna de cualquier corrupto (sin confeti, eso sí), sino que él ha debido cursar una asistencia para oír al cucaracho explicarle (además del misterio misterioso) la obligación de confirmar su fe (la de él) en los mandatos de esa iglesia y de su fundador (el del látigo, el templo y los mercaderes) y para ello ha debido (con todo respeto, unción y ojos bajos) recibir la “confirmación” para ser aceptado como miembro de la feligresía, y autorizado a acompañar a su citada hija a la ceremonia tribal.

    Todavía se esconde nosotros, sus vecinos, acoquinado y avergonzado por su falta de sentido común y ninguna personalidad. Así parece son muchos de los terribles rojos que se llenaban la boca con “la casta” y que hoy son convencidos meapilas.

    ¡Joder!

    Responder

  2. Ante la preocupación de no pocos padres sobre el perjuicio que esta ‘segunda comunión’ con gluten puede acarrearle a sus hijos, las autoridades sanitarias han hecho un llamamiento a la tranquilidad en los siguientes términos: “La ingesta de la cantidad de gluten que contiene una oblea no constituye por sí misma riesgo para la salud del celíaco, a no ser que esa malsana costumbre se repita con asiduidad, cosa poco probable en los tiempos que corren, en los que la primera comunión suele ser la única. En caso de que el menor resulte un meapilas certificado y muestre intención de acudir cada domingo a recibir el sacramento de la comunión, la salud del mismo sí puede verse comprometida, por lo que se aconseja sustituir el catecismo por lecturas educativas tales como la edición ilustrada de “La inquisición contada a los jóvenes”, “La Iglesia y las dictaduras: mil y una historias de amor” o el ensayo “El monaguillo, ese endemoniado y lascivo provocador”. Si, a pesar de sus esfuerzos didácticos, el chaval continúa practicando tan nocivo vicio, delo por perdido. Joder.

    Responder

    • Fray Tasmania, O.C.D.

      Los monaguillos son como un encanto chiquitín, con esa piel tan tersa, esos glúteos pequeños redondeados, ese bello recuerdo de cuando mamaban en las tetas de sus madres, lo cual les califica sobradamente para vamos a dejarlo que me vengo arriba.

      Godot. Le esperaba. Pero no le esperaba con ese comentario tan delicado. Qui scripsit, benedicit,
      † Tasmania, Abad casquivano y heterogéneo

      Responder

COMENTA CON TU CUENTA FACEBOOK

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

publicidad

El libro de Rokambol ya está a la venta

Una selección de 77 Noticias clasificadas en 5 categorías espeluznantes y 65 Anuncios por Palabras. Puedes comprarlo aquí por 11,95 € (envío gratuito)



Contribuir con Rokambol

Si consideras que el trabajo que estamos haciendo satisface tus expectativas puedes gratificarlo con la cantidad que consideres apropiada, cada vez que lo creas oportuno, mediante el botón que aparece al pie de esta nota.
Pero preferimos que sigas leyéndonos sin pagar nada a que dejes de hacerlo por no poder contribuir económicamente. Y ambas cosas a que José María Aznar se ponga una capa de color chillón y regrese para salvar a España.
Gracias.

publicidad

Rokatienda

Comprar

MALHUMOR GRÁFICO · VINAGRE

ANUNCIOS POR PALABRAS

MÁS NOTICIAS

RKB EN FACEBOOK

ARCHIVO ROKAMBOL

Aviso Legal | Este sitio está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento No Comercial 2.5