Los veterinarios desmienten que un asno de doscientos kilos haya invadido el cuerpo de Celia Villalobos

“Lo que dice no son rebuznos sino frases poco hechas”, aseguran

La posibilidad de que un asno de casi doscientos kilos haya invadido el cuerpo de la expresidenta del Congreso, Celia Villalobos, ha sido puesta en duda por la mayoría de la comunidad veterinaria española, a pesar de las últimas declaraciones de la ex alcaldesa de Málaga asegurando que los jóvenes deberían ahorrar dos euros mensuales durante toda su vida para poder tener luego una jubilación cómoda, segura y llena de luz y color. Es verdad, aseguran los expertos, que es una reflexión propia de un burro pero lleva verbos que nunca, bajo ningún concepto, usaría un equino.

“Si tuviera un asno dentro de su cuerpo no podría sentarse espatarrada y con los sobacos abiertos en el escaño sino que mantendría sus cuartos traseros ocupando totalmente el asiento y las patas delanteras cruzadas sobre el pecho”, advierten los veterinarios. Por otro lado, añaden, la manera de llamar a su chófer tampoco es, en absoluto, habitual en ese tipo de bestias sino que se acercaría más al reclamo sonoro que suele emitir el bulldog y el bull-terrier. 

Por último, según puntualizan los veterinarios, “nadie que disfrute de una posición económica tan privilegiada como Celia Villalobos, conseguida por haber estado durante muchísimos años cobrando un buen sueldo del Estado, se atrevería a decir en público la ocurrencia de los dos euros. Ni siquiera un asno”. 

 
publicidad

Otras noticias relacionadas

publicidad
publicidad

COMENTARIOS (17)

  1. Marco Tulio Porculio

    No puedo entender que se utilice un animal noble aunque bestia como el asno (Equus africanus asinus) para establecer comparaciones con una miembro de la familia Orcinus Orca, variante Petrus Ariolæ. Máxime si esa variante, por su proximidad geográfica, navega en aguas compartidas con el protagonista de “Las cincuenta sombras de Brey”. Pero, en fin, voy a lo mío, y a quién San Carlos Marx se la dé, Monseñor Julio Anguita se la bendiga.

    Algún jumento (jumenta, en el caso que me ocupa) es capaz de rebuznar gilipolleces, pero un équido que juega al Candy Crush mientas preside a los asentidores, agradadores y demás (todos ellos con regaladas vidas y jubilaciones a cargo del dinero del Estado)(ese que no es de nadie, según relinchó una hembra del homo antecessor di-putada del Partido Socialista Ornitológico Españñol) no debería ser o comportarse como una perfecta epígona de Carmen Collares, famosa por sus silencios pero sobradamente conocida por sus influencias fascio-clericales.

    No tengo suficiente conocimiento de las reglas del lenguaje, por lo que no puedo opinar sobre la bondad de la aseveración “…verbos que nunca, bajo ningún concepto, usaría un equino”, Pero como veterinario honorario del Real Cuerpo de Arrojadores de Aceite del Castillo de La Mota, coincido en la descripción que se ha hecho respecto a las patas delanteras cruzadas sobre las glándulas mamarias mientras descansan en el escaño los cuartos traseros.

    Lo de “llamar al chófer” no lo he entendido. ¿No sería más bien reclamar la presencia de un fornido arriero que la condujera a la cuadra?

    En fin. Necesitamos a un Monsieur Guillotin actualizado, pero ya mismo…

    Responder

  2. Sir Archibald Bradley

    Oh, my God!
    Spanish veterinarians should consult with a UK veterinarian.
    En la Pérfida Albión la ciencia está más avanzada que en España, El “qué inventen ellos”, D. Miguel de Unamuno dixit, fue obedecido literalmente.
    Es muy arriesgado desmentir de una forma tan lapidaria que un “asno de casi doscientos kilos haya invadido el cuerpo de la expresidenta del Congreso” sin hacer referencia a estudios independientes elaborados por científicos solventes ¿Acaso han consultado al C.S.I.C.?
    ¿Y si el asno invasor fuera de más de 200 kilos? Decir “Casi 200 kilos” es harto impreciso ¿Qué margen de error en el peso del asno está amparado por el adverbio “casi”? Una diferencia de 10 o 20 kilos en el peso del equino ¿Acaso sería condicionante a la hora de proferir semejantes burradas?
    Además… viendo la hidalga figura de doña Celia Villalobos en la fotografía de RKB ¿No les parece que el asno invasor pueda superar los 200 kilos? En UK estamos más acostumbrados a pesar mentalmente en libras, de hecho yo aseguraría que el asno invasor pesa más de 440 lb.

    Sir Archibald Bradley Curbelo
    Lord con mirada de buen cubero.

    Responder

    • Tonto Maltés

      De eso nada, amigo, ¿seguir un español las observaciones de Unamuno? ¡Quia!… si eso lo hubiese dicho Ana Rosa Quintana, o al menos Belén Esteban, aún…
      Es por esa indisciplina que les caracteriza, que este país ha sido cuna de grandes inventos, fíjese en la fregona o el chupachups, los que, junto con la Ley de Seguridad Ciudadana, demuestran, por otra parte, lo que les gusta en España ponerle palos a las cosas.

      Responder

      • Sir Archibald Bradley

        En esos dos inventos lleva usted razón, pero son muy pocos. Olvidas usted el mejor invento que se ha producido en España y que ha sido financiado por la Banca: se llama CIUDADANOS. Ése sí que fue un invento que les salió bordado.

        Responder

    • Lord ArmOnd

      Your sense of humour is good though not on the way you do. ¿En qué está más avanzada la ‘Pérfida Albión’? Si hablamos de ale, cider, whisky or soda, quizás; también en sus grandes exits: Brexit i.e. Eso sí, en lo relativo a donkeys no les supera nadie, ni tan siquiera un sir as you are.

      Responder

      • Sir Archibald Bradley

        Oh, my God.
        Si fuera usted un auténtico Sir, of curse que no lo es, le abofetearía con mi guante ahora mismo.
        En la Pérfida Albión un primer ministro puede dimitir por haber falseado un dato de su currículo académico, en España aún están averiguando quién pudiera ser “M.Rajoy”. Se investiga muy poco en España y muy mal.

        Sir Archibald Bradley
        Lord protector de las casas de Windsor y de Borbón.

        Responder

        • ¡¡Goñño, AFH!! Declararse protector de la Casa de Bobón me hiela la sangre, me congela los cigotillos, espántame, acojóname… Toito te lo consiento meno faltá a mí República (sin aditivos: ni “democrática” ni “popular”; eso se lo dejo a los rojos irredentos)

          Juro por San Apolo Trismegisto que el tal Lord ArmOnd no somos ni la AAC ni yo. Conste. Inscríbase. Ejecútese. Que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa (lo del plato y el vaso en versión culta). Lo de “donkey as you are” no pertenece al recio y viril laconismo de nuestro estilo.

          Responder

          • Sir Archibald Bradley

            Oh, my God!
            Sir Planell, creo que ha sido usted abducido, poseído, secuestrado y hasta ligeramente empalado, por un espíritu perverso a la par que depravado. O puede que sea Vd. un alter ego sin saberlo, lo que sería un preocupante desdoblamiento de personalidad.
            Lo de Lord Defensor de la Casa de Windsor es un título honorífico, adquirido por vía genital tras un oportuno braguetazo del que no voy a dar más detalles. El hacerlo extensivo a la Casa de Borbón sólo ha sido una “güevonada” mía, como diría el chófer cubano de mi amada Condesa Shortshut, para ver si la peña estaba atenta. Me llena de orgullo y satisfacción comprobar que la “güevonada” ha causado cierto revuelo en el convento.

            Sir Archibald Bradley Curbelo.
            Caballero de la cama redonda.

          • Mi personalidad es tan confusa que soy el primero en reconocer haber sido poseído (mentalmente, nada de empalamientos), abducido y cosquilleado por varios espíritus perversos, depravados y cachondos. En horas pares unos, en impares otros, bajo el sol esotros o a la pálida luz de la Moon los demás.

            Tirando de hemeroteca, alguien le dijo a Vd. hace eones que se escribe “me llena de odgullo y de satisfagdion”. Y ya puestos, me parece ha leído Vd. con cierta prisa mi deposición de anteayer a las 20h24m. En efecto, escribí con toda claridad “Casa de Bobón”, y no “Casa de Borbón”. Cosas mías.

          • Sir Archibald Bradley

            Apercibido habíame de tal detalle, más pensé que se trataba de una errata, habida cuenta del posible empalamiento -mental, of course- por espíritu perverso y depravado, agravado por su provecta edad. De hecho, creo que las secuelas del supuesto empalamiento tienen otro efecto colateral: sin duda confunde usted mi flema inglesa con un esgarro de Tipu Bananai, cabe cualquier otro diosecillo perverso y tocapelotas.

            Sir Archibald Bradley Curbelo
            Rey de las saunas y Lord Defensor de la Casa de Bobón.

  3. Sir Archibald Bradley

    Debo confesar que ser Lord Protector de una infanta tonta tendría su morbo.

    Responder

    • ¿Por lo de que las tontas y las locas son las más fáciles?

      Responder

      • ¿O se refiere Vd. a la Infanta DeFormentera?

        Responder

        • Sir Archibald Bradley

          ¿Acaso no es lo mismo?

          Responder

          • Pues no sabría decirle. La sub-especie sueca es también horrísona y además va caliente de consuetudinario

          • Sir Archibald Bradley

            Desde mi braguetazo, confieso, siento cierta perversa atracción por las monarquías -parlamentarias o no- y por las infantas evanescentes con TDAH. También por el invento de Joseph Ignace Guillotin. Intuyo que una cosa lleva a la otra, pues veo cierto erotismo en ambas perversas atracciones.

            Sir Achibald Bradle Curbelo
            Lord protector freudiano.

  4. Fray Tasmania, O.C.D.

    Hemos seguido, y las Seguimos siguiendo, con todo interés, las evacuaciones sucesivas de un Sir no Sabemos si Lord y un (probablemente ignorante independentista -lo Decimos por el apellido lleno de ‘eles’-) tal Planellll…

    Ello en la parte que más Nos interesa (en virtud de Nuestra fe), o sea la concupiscencia, el vicio y la depravación. Nuestra habitual inmodestia y el ascendiente que a no dudar Derramamos doquiera Vamos Nos hace ser particularmente cauto, por lo qué, al aplaudir tan loables inclinaciones hacía el morbo princesil, Vemos no obstante preciso de toda precisión recordar qué sólo Nuestra MAAC Nos ha hecho olvidar a Dª Boa Constrictor Constrictor, cuyos sensuales abrazos oprimían sabiamente Nuestro cuerpo cañi, y cuya bífida nos repasaba las amígdalas y el esófago. Es por esos bellos recuerdos en cueros que Nos permitimos recomendar al pálido hijo de la Rubia Albión y al indepe busquen saciar sus apetitos sensuales con alguna elementa de la familia Constrictor Constrictor, para saber lo qué es bueno. Recomendamos medida mínima 4’7 metros, peso alrededor de 18 kgs., e -inevitablemente- la punta de la cola roja.

    Eyectado cuanto antecede, Extendemos la amable bendición de T&P a todos y todas las que leyeren y entendieren, in nomine T&P (a Ellos todo honor y toda gloria). Nos Retiramos a Completas.

    † Tasmania, Abad mucilaginoso y antiemético

    Responder

COMENTA CON TU CUENTA FACEBOOK

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

publicidad

El libro de Rokambol ya está a la venta

Una selección de 77 Noticias clasificadas en 5 categorías espeluznantes y 65 Anuncios por Palabras. Puedes comprarlo aquí por 11,95 € (envío gratuito)



Contribuir con Rokambol

Si consideras que el trabajo que estamos haciendo satisface tus expectativas puedes gratificarlo con la cantidad que consideres apropiada, cada vez que lo creas oportuno, mediante el botón que aparece al pie de esta nota.
Pero preferimos que sigas leyéndonos sin pagar nada a que dejes de hacerlo por no poder contribuir económicamente. Y ambas cosas a que José María Aznar se ponga una capa de color chillón y regrese para salvar a España.
Gracias.

publicidad

Rokatienda

Comprar

MALHUMOR GRÁFICO · VINAGRE

ANUNCIOS POR PALABRAS

MÁS NOTICIAS

RKB EN FACEBOOK

ARCHIVO ROKAMBOL

Aviso Legal | Este sitio está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento No Comercial 2.5