Breaking

El PP no garantiza ahora que pueda terminar de arruinar España antes de 2019

“Nos tendrían que votar otra vez para acabar el trabajo”, puntualiza Dolores de Cospedal

El PP no garantiza ahora que pueda arruinar España antes de 2016

El Gobierno achaca el inesperado contratiempo a las actuaciones de bandas organizadas de jueces decentes, la intromisión de algunos periodistas poco ambiciosos y a los ciudadanos en general, sobre todo a los parados y los pensionistas. “Arruinar un país no es asunto baladí”, ha dicho el propio Mariano Rajoy, “y requiere del esfuerzo de todos”.

La situación aún podría complicarse más si se confirman los alarmantes datos acerca de las reservas de desfachatez que tanto el Gobierno como el principal partido de la oposición guardan en sus bodegas. “No nos queda sinvergonzonería ni para tres meses”, ha dicho Pedro Sánchez.

Solo Cristóbal Montoro, ha precisado Soraya Sáenz de Santamaría, necesita ciento ochenta y cinco mil litros semanales para mantener las relaciones con la prensa y el resto de las diferentes formaciones políticas. “Yo no sé lo que hago con la desfachatez, pero se me van treinta litros solo con decir buenas tardes”, ha señalado el ministro de Hacienda.

Partido Popular y PSOE miran ahora a Bruselas, y más concretamente a Ángela Merkel, esperando un gesto de apoyo. Al parecer, la cancillera alemana podría estar dispuesta a enviar siete mil camiones cisterna de cinismo en menos de cuarenta y ocho horas, pero sería a cambio de veinte mil millones de euros y de tirarse a Albert Rivera.

Ciudadanos se ha ofrecido, con carácter humanitario, a prestar seis toneladas, pero advierte de que su extraordinaria pureza podría ser peligrosa incluso para Dolores de Cospedal.

 
publicidad

Otras noticias relacionadas

publicidad
publicidad
Etiquetas:, ,

COMENTARIOS (11)

  1. Álvaro Felipe Hernández

    Sin duda una mala noticia para la “Marca España”, que puede que no sea privatizada totalmente antes del fin del mandato del PP.
    Lo preocupante es que tras las “bandas organizadas de jueces decentes” y los “periodistas poco ambiciosos” se podría estar ocultando ETA y estar financiados con el “Oro de Moscú”. Los “ciudadanos en general” y muy especialmente “los parados y los pensionistas” deberían limitarse a votar cada cuatro años. “Bastante hacemos con permitirles que el voto sea secreto y que puedan votar a quién les dé la gana, que a demócratas no nos gana nadie”, añadió Mariano Rajoy.

    Responder

  2. Por eso quieren independizarse los nacionalistas catalanes: para no tener que compartir su desfachatez, que aunque es mucha, no alcanza para toda España.

    Responder

  3. Pingback: El PP no garantiza ahora que pueda terminar de arruinar España antes de 2016

  4. Álvaro Felipe Hernández

    Ojalá fuera tan simple. En realidad, al final de la Guerra Civil el Franquismo concentró en las regiones más conflictivas los “polos de desarrollo”. Muchas empresas públicas se instalaron en Galicia, País Vasco y Cataluña para ser el “germen” del desarrollo. Eso se hizo a costa de empobrecer otras regiones menos conflictivas, digamos, “de mitad para abajo”. En las regiones más favorecidas se acumuló capital y se creó una “derecha” financiera que tuvo que adaptarse a eso que vino después y se llamó democracia, aunque realmente no lo sea. Esa “derecha financiera” originó los nacionalismos, que inicialmente eran los de Alianza Popular con el traje regional correspondiente y su toque de folklore. La pretensión era, y sigue siendo, evitar que el P.I.B. regional acumulado durante el franquismo y en manos de unas pocas familias se dispersara por otros territorios que ellos no controlaban. Los políticos, en esta pseudodemocracia, son titiriteros de los poderes económicos a quienes sirven. Esos poderes económicos “patrocinan” o “esponsorízan” la democracia en su región. Valiéndose de Televisiones Autonómicas y prensa controlada, han ido implantando en la sociedad el germen del separatismo. En el fondo, detrás de los nacionalismos está la derecha más rancia sin otra ideología que acomodarse en esa difusa y tenebrosa frontera en la que política y negocios se confunden con naturalidad bajo la atenta mirada de los nuevos señoritos de los nuevos cortijos, salvapatrias profesionales, que invierten en “política” como quien invierte en bolsa. En el fondo se trata de “eso”.

    Responder

    • Lo podías haber dicho más alto, pero no más claro.

      Responder

      • Álvaro Felipe Hernández

        Aún lo podía poner en MAYÚSCULAS. Pero creo que no hace falta. Gracias.

        Responder

      • Capotreno

        A ver si lo he entendido. El nacionalismo es muy malo, malísimo, pero el de los demás, el propio no, el propio es bueno. El nacionalismo español que afloró en 40 años de fascismo es inocuo o si me apuran saludable. Aquí no hay elites casposas ni aristocracias corruptas, no, eso es privativo de los catalanes, esos estúpidos que se han dejado embaucar por unos pocos clanes financieros. Porque claro, la mayoría de los catalanes son estúpidos, a quién se le ocurre votar a opciones nacionalistas sabiendo lo que sabemos en España. Una colla de castellers en acción es provinciano y retrógrado. Deleitarse con la tortura de un animal acribillado a arponazos es arte. Plantear un referéndum es pervertir la política, pero incumplir deliberada y sistemáticamente el programa electoral tapando al mismo tiempo la corrupción es salud democrática. Bueno, tengo que ir al baño. Que viva España.

        Responder

  5. Álvaro Felipe Hernández

    Los nacionalistas Catalanes, también tienen su buena dosis de desfachatez, no te creas. Según se manifestó en el Parlament la desfachatez nacionalista catalana se puede cifrar en el 3% de todas las obras públicas adjudicadas. Pero no te escandalices, tras comunidades autónomas tienen un modelo de corrupción menos sostenible, pues no bajan del 5%. Mira el Caso “Forum Filatélico” y las mordidas que se exigen en Canarias. La desfachatez del nacionalismo catalán es de los más “sostenibles”, ellos miran mucho “la peseta”.

    Responder

  6. Garrampayo

    No lo podría haber definido mejor, Alvaro Felipe, que con esa perfecta píldora de historia social y económica. Sumemos, además, la escandalosa e injusta ventaja proporcional que el voto “autonómico” tiene en las elecciones generales; otro privilegio que no quieren soltar y que tantas prebendas les reporta cada vez que los diputados de CiU son necesarios para formar mayorías.
    De todos esos polvos (en el buen sentido de la palabra) han venido estos lodos.

    Responder

  7. santaklaus

    Yo apuesto a que sí pueden. En dos años han causado estragos. En dos años más lo rematan. Su corrupción no conoce límites.

    Responder

  8. Jesús Ruiz García

    Vivo en Cataluña, una región conflictiva pero de las más favorecidas. Soy descendiente de inmigrantes de todos lados. Sorianos, manchegos, andaluces pasados por Madrid y que vinieron a asentarse en Barcelona hace 50 años. Nunca he votado a la derecha de ningún tipo y tan sólo una vez cometí junto con otros el desliz de votar en las elecciones que le dieron el gobierno a Felipe González. Veo habitualmente TV3, una de esas Televisiones Autonómicas controladas. Había sido lector de El País entre otros periódicos. Hablo catalán, castellano y un poco de inglés y francés porque me gusta mucho viajar. Sobre todo porque ayuda a desmontar tópicos.

    No soy nacionalista. En realidad me gustaría formar parte de una república extraterritorial que sólo concediera la ciudadanía por razones morales. Pero de un tiempo a esta parte tengo ganas de que suceda cualquier cosa que acabe con la simplificación insultante de la sociedad catalana. Esa insistencia en ver a los que se plantean la creación de un nuevo estado como el objeto de una burda manipulación y aprovechan cualquier oportunidad para sacar el tema venga o no venga a cuento me situa cada vez más cerca de votar a favor de la independencia de Cataluña. Ya me diréis que relación tiene el comentario de Alvaro con esta noticia que habla de la política española del PP.

    Una recomendación para entender el desarrollo diferencial del capitalismo, “El fracaso de la Revolución Industrial en España, 1814-1913” de Jordi Nadal, ed. Ariel (la edición que tengo es del 1986 pero seguro que está reeditado)

    Responder

COMENTA CON TU CUENTA FACEBOOK

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

publicidad

El libro de Rokambol ya está a la venta

Una selección de 77 Noticias clasificadas en 5 categorías espeluznantes y 65 Anuncios por Palabras. Puedes comprarlo aquí por 11,95 € (envío gratuito)



Contribuir con Rokambol

Si consideras que el trabajo que estamos haciendo satisface tus expectativas puedes gratificarlo con la cantidad que consideres apropiada, cada vez que lo creas oportuno, mediante el botón que aparece al pie de esta nota.
Pero preferimos que sigas leyéndonos sin pagar nada a que dejes de hacerlo por no poder contribuir económicamente. Y ambas cosas a que José María Aznar se ponga una capa de color chillón y regrese para salvar a España.
Gracias.

publicidad

Rokatienda

Comprar

MALHUMOR GRÁFICO · VINAGRE

ANUNCIOS POR PALABRAS

MÁS NOTICIAS

RKB EN FACEBOOK

ARCHIVO ROKAMBOL

Aviso Legal | Este sitio está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento No Comercial 2.5