Caos por el temporal: La DGT obligará a que todos los coches lleven en invierno chocolate, fruta y una gallina viva

Los veganos podrán sustituir la gallina por una calabaza, también viva

La Dirección General de Tráfico se ha propuesto acabar definitivamente con el caos que se produce en las autopistas españolas a causa de las nevadas y obligará a que todos los automóviles, desde el 1 de noviembre hasta el 30 de abril de cada año, lleven a bordo tres tabletas de chocolate, dos paquetes de galletas, seis piezas de fruta de temporada y una gallina viva, con la excepción de los veganos homologados por la Guardia Civil, que podrán llevar una calabaza, también con sus constantes vitales en funcionamiento, en lugar del volátil. “La carne fresca se echa a perder enseguida fuera de la nevera, y un animal vivo es la única manera de asegurar el suministro de proteínas durante los atascos, bien sea mediante sus huevos o con su carne”, ha precisado el director de la DGT, Gregorio Serrano. “Los veganos da igual porque sacan las proteínas del oxígeno”, ha puntualizado Serrano, quien también ha tranquilizado a aquellos conductores que no tengan estómago para sacrificar al ave, si llegara el caso. “Los chicos de la UME, Unidad Militar de Emergencias, han sido entrenados para ayudar, pero también para matar”, ha añadido.

 
publicidad

Otras noticias relacionadas

publicidad
publicidad
Etiquetas:, ,

COMENTARIOS (6)

  1. A la UME sólo le faltaría ahora dedicarse a sacrificar calabazas. Hallándonos en situación de emergencia política, ¿no sería mejor entrar a hacer prácticas sacrificiales en el Congreso de los Imputados (en día de pleno, claro está)?

    En algo no estoy de acuerdo. Dice: “la carne fresca se echa a perder enseguida”. Pues a mí, no; hasta los 45 fui una máquina. 30 años repasándome personal del sexo contrario y la mar de bien, oigausté…

    Responder

  2. Tiburcio Corral

    Como toda la vida, oiga. En tiempos no salíamos de viaje sin los imprescindibles: las ristras de chorizos, el queso, los torreznos, las morcillas, las hogazas de pan, algún melón y torta de chicharrones de postre y, por supuesto, una gallina o dos, por si nos quedábamos con hambre. Todo esto acompañado de no poco vino, en bota como es natural, y de rara calidad (lo cierto es que hacía confesar a los presos). Pero sobre todo, lo que nunca nos dejábamos en casa, eran los dos dedos de frente (imprescindibles para ajustarnos bien la boina) que en más de una ocasión nos aconsejaron (para bien) aplazar, suspender, o tomar determinadas precauciones a la hora de emprender el viaje.

    Responder

    • Ignarus Necius

      Estoy totalmente de acuerdo con Vd., Tiburcio.

      Mucha maricona despendolada a bordo de cochazos, tales el AX o el Corsa. Nosotros íbamos siete a bordo de un “600”, con baca y sin cinturones de seguridad, y con una ‘calefacción’ procedente del motor trasero qué, a menos que “nos hubiera tocado” uno de aquellos que “se calentaba” (y que en verano era una fuente de pitos en el tapón del radiador) lograba que notáramos algo el fresco exterior (más en aquellos en los que las puertas no ajustaban y entraba la brisa tonificante cortando cómo a cuchillo nuestra dura pìel).

      Y cuándo transitábamos por la N-VI, alcanzado Pedrafita do Cebreiro (antes del Llano del Árbol) parábamos a repostar el vehículo con gasolina y a nosotros con orujo.

      Y no nos hacía falta ni la UME ni la UMA. Lo dicho: basta que la DGT o el Gobierno “recomienden” el uso de cadenas (con lo bien que se está en casa calentito), para que estos milenials y blanduchos de los ’70s los llamen fascistas y ordenoimando. ¿Cadenas nosotros? ¡El Gobierno tiene la culpa de que nieve!

      Responder

  3. Dimitri Pichabrav

    La constatación de que la calabaza tiene sus constantes vitales en funcionamiento se hará comparando sus conexiones neuronales con las que pueda presentar en un momento dado la Ministra de Sanidad.

    O, alternativamente, el portacoz del Partido Podrido.

    Responder

  4. Vladimir Pichabrav

    Creo más oportuno comparar las neuronas de la calabaza con las de la Ministra de Defensa, toda vez que la UME puede ser llamada a intervenir. O con las de la Ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación y Medio Ambiente, toda vez que la calabaza es una baya de cáscara dura, o sea, perteneciente al “reino vegetal” del Bachillerato franquista.

    Es de suponer que la susodicha baya de cáscara dura no descienda de una ancestra que haya sido ultrajada en el pasado por un fraile perverso. Ay, si yo contase las cosas que he visto en los sótanos de la prelatura. A veces agradezco el ERE que me dejó en paro por la crisis.

    Responder

  5. Blavimir Pichabrav

    A mi hermano en el fondo le gusta que le jodan.

    Responder

COMENTA CON TU CUENTA FACEBOOK

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

publicidad

El libro de Rokambol ya está a la venta

Una selección de 77 Noticias clasificadas en 5 categorías espeluznantes y 65 Anuncios por Palabras. Puedes comprarlo aquí por 11,95 € (envío gratuito)



Contribuir con Rokambol

Si consideras que el trabajo que estamos haciendo satisface tus expectativas puedes gratificarlo con la cantidad que consideres apropiada, cada vez que lo creas oportuno, mediante el botón que aparece al pie de esta nota.
Pero preferimos que sigas leyéndonos sin pagar nada a que dejes de hacerlo por no poder contribuir económicamente. Y ambas cosas a que José María Aznar se ponga una capa de color chillón y regrese para salvar a España.
Gracias.

publicidad

Rokatienda

Comprar

MALHUMOR GRÁFICO · VINAGRE

ANUNCIOS POR PALABRAS

MÁS NOTICIAS

RKB EN FACEBOOK

ARCHIVO ROKAMBOL

Aviso Legal | Este sitio está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento No Comercial 2.5